Uso de la Wii debe ser variado para que no provoque lesiones Imprimir

Muchas horas seguidas o repetir el mismo movimiento pueden generar tendinopatías.

"Yo soy de la época del Atari y daba vuelta el Space Invaders. Pero el Wii es otra cosa, es mucho más entretenido. Y te puedes quedar mucho rato jugando con tus hijos. Claro que después te das cuenta de que estás adolorido", cuenta Roberto Giaretti, un declarado fanático de esta consola.

Él no es el único que, después de una tarde practicando tenis frente a su televisor, se queja del cansancio. Otras personas reconocen que después de su primera tanda de Wii quedaron adoloridos por días.


No es un efecto deseado para los amantes del video juego, pero es una buena señal. Estos dolores indican, sobre todo a una persona sedentaria, que los músculos se están moviendo. Y eso sin dejar el mando del juego.

Con el Wii, deportes como el golf, tenis, boxeo y béisbol se pueden practicar en el living. Y con tanto entusiasmo que algunos le pegan sin querer a su compañero de juego, o le dan golpes a la pantalla del televisor. O golpean lo que se encuentre en la trayectoria del mando, que a veces sale disparado de la mano del deportista de salón.

Fuera de esas anécdotas, existen otros problemas que surgen tras un excesivo entusiasmo. Jugar demasiado tiempo puede provocar desde un pequeño dolor muscular hasta una lesión, mal que se ha bautizado como "wiiitis".

"Las personas que están comenzando en el Wii deberían jugar 30 a 40 minutos y después reposar otros 20 antes de retomar. Y, además, tendrían que alternar con otro juego para cambiar el tipo de movimiento", recomienda el médico traumatólogo de MEDS, Dr. Francisco Vergara.

El médico explica que, aunque no son tan frecuentes las consultas, las lesiones por jugar Wii suelen producirse por las repeticiones de un mismo movimiento.

"Estas repeticiones hechas de mala manera e indiscriminadamente por un largo tiempo pueden generar desde dolores musculares hasta patologías de los tendones", agrega Marcelo Vargas, jefe de kinesiología de MEDS.

Si estas advertencias son válidas para partir en el Wii convencional, para el Wii Fit son doblemente útiles. Ese modelo está diseñado para actuar como un gimnasio personal, con planes de ejercicios que tampoco se deben sobrepracticar.

"El mal uso de esta consola genera lesiones como podría hacerlo cualquier otra actividad cotidiana, como pintar una pieza o carpinterear, si no estás acostumbrado a hacerlo", termina Vargas.


La más popular

Más de 10 millones de unidades vendidas en EE.UU. en el último año hacen de las consolas Wii de Nintendo las más populares en ese país. En Chile cuestan cerca de $300 mil cada una y si bien es muy apetecida, no es la más vendida
 

Fuente: El Mercurio (mayo 2009)